Lanzadores Delta II impulsan Satélites para la Defensa Anti-Misiles

5 de Mayo de 2009.
Michael Mecham mecham@aviationweek.com

STSS-ATRR_On_Pad-ULA
La misión, supervisada por NASA, portaba un satélite con una nueva tecnología prototipo; un sensor para la Agencia para la Defensa Anti-Misiles (MDA-Missile Defense Agency) fue posicionado en una órbita polar baja el pasado Martes, una hora después del despegue por un United Launch Alliance Delta II, desde Vandenberg Air Force Base en California.

La misión de $400 millones de dólares, referida como de Seguimiento Espacial, Sistema de Vigilancia y Reducción de Riesgo Tecnológico Avanzado o SSTS-ATRR por sus siglas en inglés, originalmente acuñado como Block 2010 space Risk Reduction, fue lanzado a las 1:24 PM PDT y alcanzó satisfactoriamente su órbita a las 2:22 PM PDT, desde un Delta II 7920-10L de dos fases.

El objetivo de este satélite parcialmente clasificado es la demostración de la tecnología sensor para el seguimiento de misiles balísticos (Aerospace DAILY, 29 de Abril). Dicha agencia (MDA) se dirigió a NASA para su apoyo y asistencia en el lanzamiento porque la agencia espacial disponía de dos (2) lanzadores Delta II en el momento en que la agencia para la defensa había cambiado a un creciente “Evolved Expendable Lauch Vehicles”, según Chuck Dovale, Launch Manager, NASA.

Se espera un lanzamiento tandem de dos satélites demostración STSS, desde Cabo Cañaveral, a finales del próximo verano, mediante el restante Delta II.

Los detalles del lanzamiento fueron limitados; NASA no presentó la misión ni los datos en su sitio web ni cubrió el evento en su usual emisión de televisión.

Créditos de la Fotografía: United Launch Alliance

Parlamento Europeo: La Gente, “los invisibles”, contra el Radar en la República Checa; NO al Escudo Anti-misiles!

Queridos Amigos,

A la espera de que el Presidente Obama tome una postura clara, hay un clima de incertidumbre respecto a la realización en Europa del llamado Escudo Espacial.
No obstante, nuestra protesta continua, y esto ha permitido que hasta el día de hoy el Gobierno Checo no haya podido ratificar definitivamente el acuerdo con los EEUU, agradecemos a todos por el apoyo recibido.

En Bruselas, el 18 de Febrero 2009, habrá un encuentro en el Parlamento Europeo entre varios Eurodiputados y 20 Alcaldes de la Republica Checa, miembros de la Liga de Alcaldes contra el radar, Giorgio Schultze (Europa por la Paz), Jan Tamas (Humanistas checos contra las bases) y Delegaciones de varios países europeos.
A la iniciativa de Bruselas, participarán también Alcaldes de varias ciudades de Bélgica y serán entregados mensajes de apoyo de diversos alcaldes italianos solidarizándose con las protestas en Republica Checa.
A las 14 horas, iniciará una manifestación delante del Parlamento y a lo largo del mismo dia se desarrollaran manifestaciones similares en numerosas ciudades europeas.

La manifestación se llamará “los invisibles“, porque el 70 % de la población checa es contraria a la base de radar de los EEUU, son invisibles para los medios de comunicación, como son invisibles en todo el mundo un 95% de la poblacion mundial, contraria a las guerras.

Video de la manifestacion ya realizada en Praga:
http://www.europeforpeace.eu/news.php?id=1036&country=

Pero, sobre todo, queremos informaros de la Marcha Mundial por la Paz y la NoViolencia, la marcha mas grande jamas organizada en la historia humana.
Iniciará en Nueva Zelanda el dia 2 de octubre 2009, proclamado por las Naciones Unidas como Jornada Mundial de la No Violencia. Atravesará un centenar de paises en los cinco continentes y finalizará en los Andes argentinos el 2 de enero del 2010.

Han adherido centenares de organizaciones y personalidades, como la Presidenta de Chile Michelle Bachelet, el Dalai Lama, el equipo de futbol del Inter de Milán , el actor Viggo Mortensen (“El Señor de los Anillos“) y muchos otros.

Participar y uniros a esta Marcha para decir definitivamente no a las guerras y a cualquier forma de violencia !
Informate: http://www.marchamundial.org/es

Conferencia internacional contra la Defensa de misiles en Seoul, Corea del Sur, 16-18 abril 2009. Información: http://www.space4peace.org/actions/gnconf_2009.htm

Otras informaciones:

Presentación breve del Escudo Estelar, util para informar de forma sencilla a instituciones, amigos, asociaciones:
http://www.europeforpeace.eu/documents-detail.php?id=1048&country=sp

Carta abierta a los alcaldes y a las organizaciones sobre la actividad del 18 febrero:
http://www.europeforpeace.eu/news.php?id=1052&country=sp

Llamado de la Presidenta de Chile a participar en la Marcha Mundial y por un mundo sin guerras (en castellano):
http://www.nenasili.cz/es/2980_video-llamado-de-la-presidenta-de-chile-por-la-noviolencia-y-el-desarme

Entrevista en video con N. Chomsky sobre el Escudo Espacial en Europa (en ingles y italiano):
http://www.europeforpeace.eu/video-detail.php?id=1034&country=it

Entrevista en video con N. Chomsky sobre el posible rol de Europa a la hora de evitar una catastrofe nuclear (en ingles):
http://www.europeforpeace.eu/video-detail.php?id=1029&country=

Conferencia en el Parlamento Checo del europarlamentario G. Chiesa: “El escudo divide Europa“ (en ingles):
http://www.europeforpeace.eu/video-detail.php?id=1030&country=

WWW.NONVIOLENCE.CZ

U.S. missile plan aims to encircle Russia

WARSAW: Russian Foreign Minister Sergei Lavrov on Thursday blasted US plans for an anti-missile shield.

He labelled US plans to build a global missile defence shield an example of “imperial thinking,” and suggested in comments published Thursday that Washington was using the system to try to encircle Russia.

Sergey Lavrov said in an interview published in leading Polish daily Gazeta Wyborcza that elements of the missile defence system “exist or will be built in Alaska, California, north-east Asia.”

“If we look at a map, it’s clear that all of it is concentrating around our borders,” he was quoted as saying. “Most likely in the near future we are going to hear about hundreds, and maybe even thousands, of interceptors in various regions of the planet, including Europe.”

Washington wants to place 10 missile defence interceptors in Poland and a radar system in the neighbouring Czech Republic as part of a global system that it says is necessary to protect against future attacks from Iran.

The US and Poland have stressed that the system poses no threat to Russia and its vast nuclear arsenal, and is instead designed to protect the US and Europe from Iran.

Lavrov brushed aside those assurances, saying “such a threat does not exist.” He said only one country in Eastern Europe has strategic ballistic missiles–Russia.

“That’s why you would have to be very naive to assume that the American missile defence base in Europe is aimed against anything but Russia,” he was quoted as saying.

“It’s difficult to interpret it as anything other than a manifestation of imperial thinking.” Russia is incensed by the prospect of US installations in a region that it controlled during the Cold War, and has threatened to attack the bases causing deep anxiety in Poland. Lavrov called US plans to build a missile defence base in Poland “only a trial balloon,” adding that “Russia does not fear 10 interceptors.”

“Much more dangerous for us is the trend of American infrastructure getting closer to our borders,” he said, Gazeta Wyborcza reported. “We don’t see any justification for this step.”

“We are talking openly with the Americans about our fears. If the plan goes through, we are going to be forced to respond adequately, developing our strategic forces near our borders.”

Last week, Polish Foreign Minister Radek Sikorski said during a visit to Washington that Poland had agreed in principle to hosting the base after Warsaw received assurances that the United States would help Poland strengthen its short- to medium-range air defences.

Global Network Against Weapons & Nuclear Power in Space
http://www.space4peace.org

Manifestaciones en Europa en contra de la instalación de radares de EEUU en la República Checa.

Los manifestantes en Europa y en el mundo contra las instalaciones de radar de EE.UU. en la República Checa y Europa mostraron su preocupación por las decisiones la República Checa. Hubo protestas y cartas rechazo a esta política de en las principales capitales europeas y en Nueva York. (Se realizaron actos de protesta frente a las embajadas de la República Checa en las siguientes ciudades: Nueva York, Budapest, Milán, Roma, Florencia, Madrid, Barcelona, Berlín, Munich, Bruselas, Atenas, París, Conakry, Lima, Lama. También en otros países se enviaron cartas de protesta expresando solidaridad con la manifestación por la Democracia y el Referéndum en la República Checa: Alemania, Austria, Portugal, Finlandia, Países Bajos, Suiza, Dinamarca).

En 2002 los EE.UU. se pusieron en contacto con los gobiernos checo, polaco y húngaro para llevar a cabo su NMD (sistema de defensa nacional). Este era el viejo sueño de Reagan de crear un escudo capaz de interceptar misiles nucleares enemigos. Dado que se trataba de un plan de defensa nacional de EE.UU. y no de uno europeo, este se desarrolló al margen de la OTAN.

En agosto de 2006 la campaña Ne zakladnam, sacó este hecho, que había sido mantenido en secreto, a la luz de la opinión pública checa. Después de esto, el resto de Europa también “descubrió” este proyecto y supo que el plan de EE.UU era mucho mayor: la instalación de nuevas bases militares en otros países europeos como Bulgaria, Ucrania y Bielorrusia, así como en África y Australia, y la ampliación de las bases militares presentes.

El mundo está preocupado por el escudo de los EE.UU. de la “guerra de las galaxias”: las tensiones internacionales aumentarán y la carrera armamentística nuclear se acelerará.
budapest2

La Campaña Europa para la Paz nace de la necesidad de evitar una catástrofe nuclear, pidiendo a Europa que se convierta en un ejemplo para todo el mundo, implementando políticas de paz reales. Grecia, Islandia, Dinamarca y Canadá han devuelto las armas nucleares en su territorio a los EE.UU. Esto no ha tenido consecuencias en su participación en la OTAN. La elección de las personas de la República Checa de no instalar el radar podría reforzar las decisiones de estos países y daría una importante señal de distensión hacia el mundo.

La Candidata al Congreso Carol Miller se suma a la Jornada mundial de ayuno solidario.

El domingo, 22 de Junio está convocada una jornada mundial de ayuno. La huelga de hambre es en protesta contra la instalaciones que los EUA proponen construir en lugares de todo el mundo. Esta protesta no violenta, que incluye la huelga de hambre y la petición on-line, se realiza en solidaridad con los activistas por la paz de la República Checa, para presionar al Parlamento Checo a que se posicione en contra de la construcción de una base militar de los EUA en la República Checa. La construcción de esta nueva base en Europa es vista como un paso más hacia la militarización del espacio. Esta base de los EUA en la que se instalará un radar será seguida de otra base en Polonia para la interceptación de misiles. (ver http://www.nonviolence.cz y http://www.space4peace.org)
Al sumarse a este Ayuno Solidario, la candidata al Congreso Carol Miller se ha posicionado en contra de que los EUA derroche nuestros preciados recursos humanos y económicos en esta peligrosa tecnología, que sólo sirve para aumentar la hostilidad hacia los EUA y para mantener viva la mentalidad de la “guerra fría”.

“El Congreso debe inmediatamente tomar un posicionamiento firme contra este peligroso y derrochador programa de la “Guerra de las Galaxias”. Billones de dólares se están destinando a un programa que no nos protege y que lo único que hace es seguir erosionando nuestra imagen de nación en el exterior” declaró Miller. “La población de los Estados Unidos está luchando con una economía en crisis mientras billones de dólares se están gastando en programas que principalmente benefician a las empresas contratistas de defensa”
“La mejor seguridad para los Estados Unidos es el diálogo y el trabajo por la paz con otros países, no el seguir preparándose continuamente para futuras guerras”
Miller está haciendo campaña con el objetivo de que las prioridades nacionales dejen de ser la guerra y la economía para la guerra y se invierta en energías renovables, educación, asistencia sanitaria y en la reconstrucción de las infraestructuras nacionales. “ Invertir en nuestras comunidades, aquí en nuestra casa, creará empleos de calidad que no puedan ser externalizados” dijo Miller.

Campaña Europa por la Paz: NO AL ESCUDO ANTI-MISILES

Expertos de China advierten de la expansión de la carrera de armamentos en el espacio

Lunes 2 de Junio, 2008
Por: Chris Buckley

PEKíN (Reuters) – Los expertos militares de China advierten de la expansión de la carrera armamentista en el espacio, mientras Pekín así cómo otras potencias rivales buscan contrarrestar las ambiciones estadounidenses de dominar los cielos.

Los EE.UU. y otras naciones occidentales han criticado los esfuerzos de China para establecer su presencia en el espacio, especialmente tras la prueba de Enero de 2007 cuando China derribó uno de sus satélites ya obsoleto.

Pero en un libro publicado por la asociación dirigida por el gobierno, Control y Desarme de Armamentos de China, dos expertos de la Armada de Liberación del Pueblo dijeron que la oferta de Washington por fortalecer su dominación de la seguridad en el espacio presiona a Pekín así cómo a otras potencias, a la competición e incluso a la confrontación.

“La confrontación estratégica en el espacio es difícil de evitar. El desarrollo de fuerzas en el espacio ultraterrestre denota signos de que la emergente carrera armamentista en el espacio agrandará su poder,” según escribió Wu Tianfu, perteneciente al Colegio del Segundo Comando de los Cuerpos de Artillería. Dichos Cuerpos, controlan el arsenal nuclear de China.

“Podemos decir que la armamentización del espacio ultraterrestre…. es ya imparable.”

Diplomáticos Chinos han dicho repetidamente que requieren de reglamentos internacionales más fuertes para evitar una muy costosa y des-estabilizadora carrera armamentista en el espacio. Pero el análisis del PLA sugiere que al menos algunas de las fuerzas militares de China se sitúen ante una perspectiva para dichos esfuerzos y crean que su país deba prepararse para una escalada de rivales.

“En un no muy lejano futuro, el espacio ultraterrestre ciertamente se convertirá en un escenario para la confrontación entre países,” según escribió Xu Nengwu, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de la Defensa Nacional. No obstante, reclamó que se requieren urgentes esfuerzos para detener la armamentización del espacio.

Xu añadió que, “Los ideales compartidos o las normas morales necesarias para crear una cooperación en asuntos de seguridad en el espacio ultraterrestre, son muy difíciles de formar en un plazo corto de tiempo”.

Las alertas surgieron tras una evaluación anual de las tendencias globales publicadas por la asociación china del control de armamentos, las cuales aparecieron en las librerías locales recientemente. Éstas se agregan para intensificar los intercambios entre Pekín y Washington acerca de las ambiciones en asuntos sobre el espacio.

El pasado mes, el Presidente Chino Hu Jintao respaldó públicamente la oposición de la Federación de Rusia a los planes de los EE.UU para establecer un sistema de defensa anti-misiles que incluyera bases en el este de Europa.

Aunque, oficiales del Pentágono han justificado sus esfuerzos para fortalecer la seguridad espacial de los EE.UU, argumentando las actividades de China.

El General de la Brigada de la Armada del Comando Estratégico de los EE.UU. Jeffrey Horne comunicó al panel del Congreso, el pasado mes que:
“Pekín esta depurando “agresivamente” su habilidad para derribar satélites, así cómo otras capacidades espaciales.

Horne añadió que los Estados Unidos deben “proteger pro-activamente nuestras capacidades espaciales”.

Entre los fabricantes de armamentos pendientes de los esfuerzos espaciales de los EE.UU, se encuentran Lockheed Martin Corp., Boing Co. y Northrop Grumman Corp.

El experto militar chino, Wu, dijo que su país era la víctima y no el autor en el conflicto.

Wu escribió; “Dominado por la idea de la dominación absoluta del espacio exterior, una potencia importante está haciendo una queja significativa sobre la dominación del espacio, está creando rivales y está provocando la confrontación”.

(Edición por Nick Macfie y Bill Tarrant)

http://www.reuters.com/articlePrint?articleId=USPEK20699720080602

NOTICIA: Japón permite la actividad militar en el espacio

NOTA: El Tratado para la Preservación del Espacio prohibe todas las armas basadas en el espacio, incluyendo los sistemas de defensa anti-misiles basados en el espacio, y reafirma su cumplimiento a través de una agencia espacial independiente para el mantenimiento de la paz.

JAPÓN PERMITE LA ACTIVIDAD MILITAR EN EL ESPACIO

Por: Richard Spencer in Peking
BST 09/05/08

Las fuerzas de defensa Japonesas están apunto de recibir el visto bueno para operar en el espacio, por primera vez, mientras intentan contrarrestar la expansión militar en Corea del Norte y China.

Un comité del Parlamento Japonés ha votado a favor de la revisión de la ley que hasta ahora ha prevenido el uso del espacio con propósitos militares.

La ley propuesta, especifica que cualquier uso debe ser “no-agresivo”, pero Japón está preocupada por China, la cual ya está tratando de contrarrestar el enorme liderazgo de los EE.UU. en cuanto a tecnologías espaciales para la guerra.

La sincronización está siendo algo embarazosa para el Presidente de China Hu Jintao,
el cual visitará Japón durante una gira de cinco días, enfocada en la mejora de las relaciones entre los dos rivales asiáticos.

Los militares Japoneses demandan la restricción actual, introducida en 1969, y la sitúan en desventaja, particularmente en su uso de satélites espía.

Aunque Japón dispone de satélites de vigilancia, éstos están operados por un departamento civil que responde a las ordenanzas del Primer Ministro, el cual limita su utilidad.

Japón también está colaborando con los EE.UU. en el desarrollo de un escudo de defensa anti-misiles, ante la consternación de China y la Federación Rusa.

El año pasado, Pekin destruyó un satélite metereológico mediante un misil basado en tierra, para demostrar su capacidad de generar un desafío en esta área.

———
Artículo Original:
http://tinyurl.com/5eammv

CLINTON Y OBAMA CUESTIONAN EL PLAN DE BUSH DE DEFENSA ANTI-MISILES EUROPEO

Por: Janine Zacharia

4 de Abril (Bloomberg) – Los candidatos presidenciales democraticos, Barack Obama y Hillary Clinton cuestionan la lógica del despliegue del sistema de defensa anti-misiles en el este de Europa, antes de que la tecnología sea probada.

Sus críticas vinieron un día después de que la organización del Tratado del Atlántico Norte endosara el plan de la administración de Bush para construir una estación de radar en la República Checa para seguir los misiles balísticos que pudieran ser lanzados desde Irán. El sistema incluiría también 10 interceptores de misiles instalados en Polonia.

“El Senador Obama da la bienvenida al progreso en defensa anti-misiles fuera de la cumbre de la OTAN, y denota con aprecio la consolidación compartida entre nuestros aliados para tratar este desafío” El portavoz de la campaña de Obama, Bill Burton, dijo en un correo electrónico.
“Ahora debemos asegurarnos de que no nos apresuremos en el despliegue de tecnología que no ha sido probada”.

Polonia todavía ha de convenir formalmente al uso de su territorio y a la construcción de la estación puede que no comience hasta que el Presidente George W. Bush deje la oficina, dejando potencialmente dicha implementación del plan a la próxima administración.

Clinton preguntó si dicho sistema podría proteger a aliados de EE.UU. en Europa contra una amenaza de misil y si la cuestión mereció las tensiones que puso ante la alianza transatlántica.

“Senador Clinton da la bienvenida al hecho de que la OTAN ha desarrollado una posición unificada para ayudar a disuadir y a prepararse para las amenazas a su seguridad,” El Director de Seguridad de la campaña nacional Clinton, Lee Feinstein, dijo en un correo electrónico. “Desafortunadamente, el acuerdo en la defensa de misiles alcanzada en la cumbre de Bucarest ha resultado en un significativo — e innecesario — coste a la armonía de la alianza, y ha dado a Rusia una oportunidad de dividir la OTAN.”

ACERCAMIENTO CRÍTICO

“El acercamiento de la administración Bush sobre la defensa anti-misiles – compra antes de probar – no ha reforzado nuestra propia seguridad o la de nuestros aliados,” añadió Feinstein.

Ambos, Obama y Clinton dicen que la administración Bush realizó un pobre trabajo de consulta con los aliados de la OTAN acerca del sistema.

El Senador John McCain, candidato republicano a la presidencia, “apoya los esfuerzos para proveer un sistema anti-misiles efectivo que ayudará en la defensa de nuestros aliados Europeos de amenazas externas” y cree que el programa merece un apoyo bipartidista en los EE.UU., según dijo el Director de Política Nacional y Política Exterior de McCain, Randy Scheunemann, en un correo electrónico.

El tema de la defensa anti-misiles sin duda será tema de discusión entre Bush y el Presidente Ruso Vladimir Putin, en el que sea seguramente su próximo y último encuentro cara a cara en el ya común lugar de encuentro Ruso del Mar Negro, el 6 de Abril.

Putin dijo hoy a los reporteros en Bucarest que los EE.UU. han comenzado a auspiciar las preocupaciones Rusas sobre el sistema de defensa anti-misiles, permitiendo a los inspectores Rusos el acceso a las localizaciones del este de Europa y a retrasar la puesta en marcha del escudo hasta que una amenaza de un misil Iraní se materialize.

Levantando las perspectivas de un acuerdo cuando se encuentre con Bush, Putin dijo:
“Nuestras preocupaciones con respecto a nuestra seguridad se han oído”.

Para contactar al reportero sobre éste artículo: Janine Zacharia en Washington en jzacharia@bloomberg.net

Artículo original (en inglés): http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601085&sid=a8hovdCEehHE&refer=europe

El Despliegue de Armas en el Espacio tendria consecuencias impredecibles:

Andrey Kisliakov, RIA Novosti.
09:10 | 07/ 04/ 2006

La Administración de EE.UU. dará a conocer en los próximos meses su nueva doctrina espacial que no descarta el despliegue de armamentos en la órbita circunterrestre.

El coronel Anthony Rousseau, jefe de Dirección Espacial en el Comando Estratégico de EE.UU., piensa que ha llegado la hora de definir en términos más estrictos las responsabilidades del Pentágono en lo que concierne a la seguridad del grupo espacial norteamericano. De manera que si alguien pusiera obstáculos a los satélites estadounidenses, sería fulminado en el acto con las armas láser y cinéticas. Lo cual, por supuesto, equivaldría a la creación de un nuevo teatro de operaciones bélicas, ya en el espacio extraterrestre.

La necesidad de impedirlo es algo que se ha señalado en múltiples ocasiones y desde todas las tribunas de importancia. El embajador ruso ante la oficina de la ONU en Ginebra, Valery Loschinin, reiteró a principios de marzo que el despliegue de las armas en la órbita podría provocar ‘una nueva espiral de la carrera armamentista no sólo en el Espacio, sino también en la Tierra, en materia de misiles nucleares y otros terrenos, facilitando la proliferación del armamento de exterminio en masa y de los respectivos vectores’. Al mismo tiempo, Rusia reafirmó que nunca sería la primera en colocar armas en la órbita e instó a las demás naciones a que siguieran su ejemplo.

Cualquier llamamiento, por muy noble que sea, acabará extinguiéndose cuando se hagan sonar armas y llegue la hora para la acción. ‘Rusia dispone de todos los recursos necesarios para dar una respuesta adecuada a los países que desplieguen sus armas en el espacio’ – advirtió el ministro de Defensa ruso, Serguei Ivanov, durante su visita de agosto pasado a China. Ivanov reconoció que Estados Unidos y Rusia ya explotan activamente el espacio para diversos fines militares aunque lo hacen ‘hasta cierto grado, instalando allí equipos para comunicaciones, reconocimiento, asignación de blancos y otros pero no las armas’. ‘Si se procede al despliegue del armamento en el espacio, las consecuencias serán impredecibles’ – señaló el ministro ruso.

Para hacernos una idea al respecto, recordemos que Rusia también usa su parque de cohetes propulsores para los lanzamientos comerciales, transportando hacia la órbita los equipos de 30 ó 40 países. Y en realidad, ignora el contenido real de esa carga, por lo que su industria espacial, de forma indirecta, podría verse en la condición de rehén en un hipotético conflicto orbital, con la subsiguiente reapertura de la carrera armamentista en todas sus manifestaciones y, obviamente, con ‘respuestas adecuadas’.

Ya en 1983, el dirigente de la Unión Soviética Yuri Andropov proclamó una moratoria sobre el desarrollo de las armas espaciales. Era un gesto de buena voluntad, pues Moscú confiaba en que Washington renunciaría a su programa de ‘guerras estelares’.

La URSS había empezado a desarrollar sistemas militares antisatélite a finales de los 50 y logrado un notable avance en esta materia. El punto culminante, sin duda, fue el 18 de junio de 1982, cuando los militares soviéticos organizaron un simulacro a gran escala de la guerra nuclear y espacial que se prolongó por más de siete horas. Primero, se lanzaron desde los silos dos misiles balísticos intercontinentales UR-100; después llegó el turno de otros dos: uno, de mediano alcance, lanzado desde una plataforma móvil, y el otro, desde un submarino nuclear que se encontraba en el Mar Blanco.

Luego se lanzaron dos antimisiles para destruir las ojivas, mientras que en el cosmódromo de Baikonur despegaba un cohete para colocar en la órbita baja el satélite caza Cosmos-1379. Varias horas más tarde, este aparato se acercó a otro, Cosmos-1375, que imitaba en esas maniobras al Transit, satélite de navegación estadounidense.

A pesar de la prohibición oficial sobre los ensayos de interceptores espaciales, decretada el 18 de agosto de 1983, la empresa de defensa Saliut siguió trabajando, por cierto, en el proyecto Skif, una estación de combate espacial con armas láser y misiles a bordo.

En primavera de 2006, Moscú y Washington procedieron a las acciones reales. El coronel general Vladímir Popovkin, jefe de las Tropas Espaciales de Rusia, visitó a principios de marzo una serie de objetivos estratégicos en California y Florida, a invitación del general James Cartwright, jefe del Comando Estratégico de EE.UU.

Transcurrido un mes, Cartwright en persona realizó una visita al cosmódromo ruso de Plesetsk, así como al Estado Mayor y el Centro de Control de las Tropas Espaciales de Rusia.

Si las cosas siguen en este plan de apertura y confianza mutua, podremos olvidar todos los recelos y dar por sentado que el uso pacífico del espacio extraterrestre no tiene alternativa.

Armas en el espacio

Estados Unidos quiere desplegar en el espacio interceptores orbitales
por Andrei Kisliakov*

En el futuro se van a desplegar armas en el espacio, aunque no las haya hoy, en particular, los interceptores orbitales que en opinión del general Henry Obering podrían formar parte del sistema de defensa antimisil estadounidense a largo plazo.

Lamentablemente, los milagros se producen sólo en los cuentos, no en el mundo real de la alta tecnología que se mueve a partir de una lógica propia. Siguiéndola, el teniente general Henry Obering, director de la Agencia de Defensa Misilística de EE.UU., afirmó que las nuevas amenazas globales plantean la necesidad de crear un escudo espacial de sistemas defensivos. Obering hizo esta declaración al intervenir en la tercera conferencia anual sobre la defensa antimisil (DAM) que tuvo lugar en Washington a mediados de abril pasado.

Ello significa que a futuro se van a desplegar armas en el espacio, aunque no las haya hoy, en particular, los interceptores orbitales que en opinión de Obering podrían formar parte del sistema DAM norteamericano a largo plazo.

En cierto sentido, Rusia se esperaba alguna declaración por el estilo. «El despliegue de los elementos de espionaje y choque en el marco de la defensa antimisil en el espacio bajará el umbral del peligro bélico en el mundo e impulsará la carrera de armamentos espaciales» – había advertido en enero Vladímir Belous, colaborador jefe del Instituto de economía mundial y relaciones internacionales de la Academia de Ciencias rusa, durante su intervención en un seminario sobre el problema de la militarización del espacio organizado en el moscovita Instituto de investigaciones espaciales.

Desde entrada, el programa DAM implicaba la amenaza inevitable de que en el espacio se instalaran los sistemas de choque, a pesar de que hace poco el presidente Bush afirmó lo contrario. Dicho programa resulta simplemente inconcebible sin estacionar en los aparatos espaciales la práctica totalidad de los componentes de información y reconocimiento, o sea, los ojos y los oídos del sistema que, a su vez, requieren de alguna protección.

Durante su visita a Ottawa poco antes del Año Nuevo, Bush aseguró al primer ministro de Canadá que EE.UU. no tiene la intención de instalar armamentos en el espacio pero, repito, no hay milagros en el mundo material de las tecnologías militares.

Cuando se presenta una innovación, primero es necesario protegerla de forma adecuada, y segundo, esperar a que aparezca alguna contramedida todavía más eficiente. Poniéndose encima los cinturones de tecnologías defensivas que supuestamente son útiles, la humanidad puede perder poco a poco el control sobre los inventos propios.

Pero existe una solución. El 19 de abril,uno de los mejores expertos rusos en materia de las armas estratégicas, Alexey Arbatov, afirmó que «Estados Unidos, más que cualquier otra nación, depende en lo militar del funcionamiento normal de los sistemas auxiliares basados en el espacio, y no quiere obviamente que otros países – Rusia y, a largo plazo, China y los demás – desarrollen equipos capaces de destruir los objetivos espaciales, entre ellos, los norteamericanos».

Se podría hacer un intento, en opinión de Arbatov, por convencerle a Washington de que las restricciones legales y los acuerdos internacionales garantizan la seguridad de los sistemas espaciales mejor que las armas estacionadas en el espacio para defender tales equipos pero las cuales ponen en peligro los aparatos espaciales pertenecientes a otros Estados.

«Rusia tendrá que revisar su política aplicada a lo largo de estos últimos años a favor de una línea más enérgica, lo cual podría salvarnos a todos contra una amenaza nueva que también representa un problema serio para Rusia: el despliegue de los medios destructivos en el espacio» – señala Arbatov. La verdad sea dicha, Moscú ha formulado ya una iniciativa en este sentido.

Ya en octubre pasado, en el marco del Primer Comité del 59º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, Rusia anunció de forma unilateral y sin presentar condiciones algunas que nunca será la primera en desplegar las armas de cualquier clase en el espacio extraterrestre y exhortó a todas las potencias espaciales a seguir este ejemplo.

En caso de que la iniciativa rusa tenga respuesta, la idea de que alguien puede lograr superioridad sobre los demás pasará definitivamente al campo de ficción.

Andrei Kisliakov
Comentarista de Ria Novosti en cuestiones políticas.

Transformando La Industria de la Guerra en una Industria Espacial Cooperativa Global

Un Nuevo Conjunto de Estimulo Económico & Sistema de Seguridad vía El Acta de Preservación del Espacio (Space Preservation Act) y el adjunto Tratado para la Preservación del Espacio (Space Preservation Treaty).

El 13 de Junio de 2002, el Tratado de Anti-Misiles Balísticos (ABM, por sus siglas en inglés, Anti-Ballistic Missile) fue terminado y encaminado hacia la noticia uni-lateralista de abolición por parte de la Administración Estadounidense el 13 de Diciembre de 2001. Dicha acción permite la investigación, el desarrollo, la experimentación, la fabricación y la producción y despliegue de armas basadas en un entorno espacial, y componentes del sistema de Defensa Nacional de Anti-Misiles para que continúe adelante, instigando una des-estabilizante, costosa y peligrosa carrera armamentística espacial. Algunas evaluaciones concluyen que el sistema de Defensa Nacional de Anti-Misiles, que es en parte tecnología basada en el espacio, puede costar hasta $238 billones y esto, es sólo el principio. Buscando una prohibición permanente de las armas basadas en el espacio es ahora viable, sólo en este momento en la historia, tenemos la posibilidad práctica de conseguirlo.

El Acta de Preservación del Espacio de 2002 (H.R. 3616), es introducido en 2003 por el Congresista Dennis Kucinich (D-Ohio), Co-Presidente del Grupo de Presión de la Sede de la Aviación y el Espacio y Presidente de la Asamblea Legislativa del Partido Progresista, dirigiéndose al Presidente de Los Estados Unidos para trabajar en el seno de la “negociación, la adopción y la implementación de un tratado internacional prohibiendo las armas basadas en el espacio y el uso de éstas para la destrucción de objetos en el espacio, que están en órbita”.

Acompañando el Acta de Preservación del Espacio disponemos de un tratado puesto al día, el Tratado para la Cooperación en el Espacio.
Dicho Tratado para la Preservación del Espacio, llenará el vacío legal provocado por el Tratado de Anti-Misiles Balisticos (ABM) y contribuirá en las necesidades de todos los tratados pretendiendo preservar el espacio como una área libre de armas, por el beneficio de toda la Humanidad.

(extracto de la traducción del inglés de:
“Transforming The War Industry Into A World Cooperative Space Industry: A New Economic Stimulus Package & Security System via The Space Preservation Act and Companion Space Preservation Treaty”,
CCIS – Campaign for Cooperation in Space
http://www.peaceinspace.org

Publicado por Ian T. Cruz

El Despliegue de Armas en el Espacio tendria consecuencias impredecibles

Andrey Kisliakov, RIA Novosti.
09:10 | 07/ 04/ 2006

La Administración de EE.UU. dará a conocer en los próximos meses su nueva doctrina espacial que no descarta el despliegue de armamentos en la órbita circunterrestre.

El coronel Anthony Rousseau, jefe de Dirección Espacial en el Comando Estratégico de EE.UU., piensa que ha llegado la hora de definir en términos más estrictos las responsabilidades del Pentágono en lo que concierne a la seguridad del grupo espacial norteamericano. De manera que si alguien pusiera obstáculos a los satélites estadounidenses, sería fulminado en el acto con las armas láser y cinéticas. Lo cual, por supuesto, equivaldría a la creación de un nuevo teatro de operaciones bélicas, ya en el espacio extraterrestre.

La necesidad de impedirlo es algo que se ha señalado en múltiples ocasiones y desde todas las tribunas de importancia. El embajador ruso ante la oficina de la ONU en Ginebra, Valery Loschinin, reiteró a principios de marzo que el despliegue de las armas en la órbita podría provocar ‘una nueva espiral de la carrera armamentista no sólo en el Espacio, sino también en la Tierra, en materia de misiles nucleares y otros terrenos, facilitando la proliferación del armamento de exterminio en masa y de los respectivos vectores’. Al mismo tiempo, Rusia reafirmó que nunca sería la primera en colocar armas en la órbita e instó a las demás naciones a que siguieran su ejemplo.

Cualquier llamamiento, por muy noble que sea, acabará extinguiéndose cuando se hagan sonar armas y llegue la hora para la acción. ‘Rusia dispone de todos los recursos necesarios para dar una respuesta adecuada a los países que desplieguen sus armas en el espacio’ – advirtió el ministro de Defensa ruso, Serguei Ivanov, durante su visita de agosto pasado a China. Ivanov reconoció que Estados Unidos y Rusia ya explotan activamente el espacio para diversos fines militares aunque lo hacen ‘hasta cierto grado, instalando allí equipos para comunicaciones, reconocimiento, asignación de blancos y otros pero no las armas’. ‘Si se procede al despliegue del armamento en el espacio, las consecuencias serán impredecibles’ – señaló el ministro ruso.

Para hacernos una idea al respecto, recordemos que Rusia también usa su parque de cohetes propulsores para los lanzamientos comerciales, transportando hacia la órbita los equipos de 30 ó 40 países. Y en realidad, ignora el contenido real de esa carga, por lo que su industria espacial, de forma indirecta, podría verse en la condición de rehén en un hipotético conflicto orbital, con la subsiguiente reapertura de la carrera armamentista en todas sus manifestaciones y, obviamente, con ‘respuestas adecuadas’.

Ya en 1983, el dirigente de la Unión Soviética Yuri Andropov proclamó una moratoria sobre el desarrollo de las armas espaciales. Era un gesto de buena voluntad, pues Moscú confiaba en que Washington renunciaría a su programa de ‘guerras estelares’.

La URSS había empezado a desarrollar sistemas militares antisatélite a finales de los 50 y logrado un notable avance en esta materia. El punto culminante, sin duda, fue el 18 de junio de 1982, cuando los militares soviéticos organizaron un simulacro a gran escala de la guerra nuclear y espacial que se prolongó por más de siete horas. Primero, se lanzaron desde los silos dos misiles balísticos intercontinentales UR-100; después llegó el turno de otros dos: uno, de mediano alcance, lanzado desde una plataforma móvil, y el otro, desde un submarino nuclear que se encontraba en el Mar Blanco.

Luego se lanzaron dos antimisiles para destruir las ojivas, mientras que en el cosmódromo de Baikonur despegaba un cohete para colocar en la órbita baja el satélite caza Cosmos-1379. Varias horas más tarde, este aparato se acercó a otro, Cosmos-1375, que imitaba en esas maniobras al Transit, satélite de navegación estadounidense.

A pesar de la prohibición oficial sobre los ensayos de interceptores espaciales, decretada el 18 de agosto de 1983, la empresa de defensa Saliut siguió trabajando, por cierto, en el proyecto Skif, una estación de combate espacial con armas láser y misiles a bordo.

En primavera de 2006, Moscú y Washington procedieron a las acciones reales. El coronel general Vladímir Popovkin, jefe de las Tropas Espaciales de Rusia, visitó a principios de marzo una serie de objetivos estratégicos en California y Florida, a invitación del general James Cartwright, jefe del Comando Estratégico de EE.UU.

Transcurrido un mes, Cartwright en persona realizó una visita al cosmódromo ruso de Plesetsk, así como al Estado Mayor y el Centro de Control de las Tropas Espaciales de Rusia.

Si las cosas siguen en este plan de apertura y confianza mutua, podremos olvidar todos los recelos y dar por sentado que el uso pacífico del espacio extraterrestre no tiene alternativa.

Según Blix, los Estados Unidos deberían fragmentar el plan de misiles de defensa

Por: Jeff Sallot,
Globe and Mail Update,
31 de Mayo de 2006.

OTTAWA – Hans Blix, ex-inspector de armas de las Naciones Unidas y alto comisionado (blue-ribbon) de los Estados Unidos dice que se debería detener el despliegue del sistema de defensa anti-misiles y concentrar, en su lugar, unas medidas para el control de armas.

En un informe que se presentará ante las Naciones Unidas el Jueves, el Sr. Blix y la Comisión sobre Armas de Destrucción Masiva advierten que los sistemas de defensa anti-misiles como el que está siento construido por los Estados Unidos, amenazan la paz y la seguridad global.

El despliegue de dichos sistemas “alienta y amenaza la creación y empeoramiento de la carrera armamentística”, según el informe final de la comisión.

El Señor Blix, Presidente de la Comisión, fue el Jefe de los Inspectores de Armas en Iraq
antes de la invasión de los Estados Unidos. Su recomendación de permitir a los inspectores más tiempo para tratar de encontrar armas de destrucción masiva fue ignorada por el Presidente de la Administración George W. Bush, que ahora admite que no existían dichas armas.

Este nuevo informe, muy probablemente, recibirá una muy buena acogida en Washington también. El Señor Bush creó el despliegue del sistema de defensa anti-misiles como una prioridad, al comienzo de su administración.

Algunos sistemas de misiles inter-ceptores en tierra (misiles destinados a derribar ataques de misiles balísticos) han sido instalados desde entonces en alaska, aunque su fiabilidad ha sido cuestionada por una agencia independiente del Congreso de los Estados Unidos.

La Comisión Internacional del Señor Blix, la cual incluye a William Perry entre sus 14 miembros, un ex-secretario de Defensa de los Estados Unidos sugiere que en lugar de tratar de construir un escudo de defensa anti-misiles, los Estados Unidos deberían negociar nuevos tratados para eliminar las amenazas de los misiles balísticos.

Según la Comisión, el Tratado sobre el Espacio Exterior que cumple ya 40 años que, prohibió las armas nucleares en el espacio después de que los Estados Unidos realizarán pruebas allí, debería ser ampliado para cubrir cualquier tipo de arma basada en tecnología espacial.

Mientras tanto, los Estados Unidos y cualquier otro país que tenga la intención de desplegar un sistema de defensa anti-misiles debería retraerse de realizar ningún tipo de prueba en contra de ningún objeto o objetivo en el espacio, desde ninguna plataforma en tierra ni en el espacio.

En la pasada década, el Pentágono ha gastado billones de dólares investigando armas basadas en tecnologías espaciales, incluyendo el posible desarrollo de cañones de láser de alta intensidad, en órbita.

El anterior gobierno liberal en Ottawa, se dirigió a Canadá en su intención de no participar en el programa de defensa anti-misiles de los Estados Unidos, relacionado con las armas basadas en tecnologías espaciales. El Primer Ministro Stephen Harper y los demás Ministros Conservadores han dicho que al mismo tiempo que no participarán en la defensa de misiles deberán considerar cualquier propuesta concreta por parte de Washington.

La Comisión del señor Blix, la cual fue financiada por el Gobierno de Suecia y en parte por la Fundación Simons basada en Vancouver, también dijo a los Estados Unidos, Rusia y los demás estados nucleares que deberían asumir sus obligaciones para eliminar todas éstas armas de destrucción masiva.

El Tratado de No-Proliferación requiere que los países, eventualmente se des-hagan de todas sus armas nucleares, aunque los esfuerzos por el desarme han sido instaurados en los últimos años sin que hayan sido afectados desde el final de la Guerra Fría, a principios de los años 1990.

Todos los países deberían comenzar a planear una seguridad sin armas nucleares y comenzar a des-hacerse de sus arsenales.

La doctrina nuclear de los Estados Unidos, instaurada hace apenas tres meses, dividió los procesos con las Naciones Unidas acerca de la autorización en los sistemas de auto-defensa.

La doctrina de la administración Bush deja abierta la posibilidad de utilizar armas nucleares para, de manera preventiva, destruir el arsenal de otro país. Los oficiales de los Estados Unidos ha dicho que desean mantener dicha opción en el caso de que el Norte de Korea o Iran, desarrollen armas nucleares.

El informe aclara que cualquier país que disponga de armas nucleares provocará las mismas intenciones en el conjunto de países que no las poseen.

http://www.theglobeandmail.com/servlet/story/RTGAM.20060531.wblix0531/EmailBNStory/International/home

Estrategia para el Espacio Exterior

(Extracto)

Teniendo en cuenta que las decisiones de la humanidad, con respecto a la exploración y explotación de los recursos existentes en el espacio y los cuerpos celestes, y de que dichas riquezas pertenecen a todas las personas de la Tierra; cabe destacar que debemos proteger dicho espacio como un santuario para la Paz y exclusivamente destinado a utilidades pacíficas y para el provecho de toda la Humanidad.

Porqué extender la desagradable intención de la guerra, en semejante nueva frontera, cuando podemos alcanzar un consenso para su utilización pacífica y de hecho, dicha nueva frontera debe ser la única esperanza para todos, para re-conducir nuestras intenciones hacia nuevos y provechosos programas, civiles y comerciales, siempre desde una perspectiva de cooperación, de paz y de esperanza para el futuro de la Humanidad.

Mientras destruimos nuestro entorno en la Tierra, mediante explosiones nucleares, abuso político y des-uso medioambiental, el espacio es una frontera prístina y muy valiosa para el futuro de las actividades de la Humanidad. De ésta misma manera, podemos tomar como ejemplo, el acuerdo de más de cuarenta años, de mantener los recursos de la Antártida, como un bien internacional. Nos encontramos ante la posibilidad de establecer el mismo tipo de mandato para el espacio ultraterrestre.

Debemos tener en cuenta que el espacio ultraterrestre ha sido ya militarizado, dando nos cuenta de que alcanzar la des-militarización del espacio es una meta ya demasiado costosa. La opción más acertada sería la de re-conducir los objetivos militares hacia unos objetivos no-armamentistas y mediante una extensa cooperación internacional, para el uso pacífico de esta nueva frontera que representa la presencia del hombre en el espacio. Es evidente que el despliegue de armas en el espacio o la creación de sistemas armamentistas anti-satélite, tan solo serviría para fomentar una carrera armamentista entre los demás estados y naciones del mundo. Los estados y naciones que comparten y cooperan para la protección del espacio frente a nuevas amenazas armamentistas, han declarado públicamente las intenciones de la preservación del espacio, aunque, con precaución y de manera clandestina han estado desarrollando sistemas y políticas de armamentos basados en tecnologías aerospaciales. La intención de desarrollar armas basadas en tecnologías espaciales, siempre ha sido negada públicamente, aunque considerada como una opción viable y reservada para los sectores privados.

Es de vital importancia, y nos encontramos en el único momento histórico en el cual podemos alcanzar dicho consenso, para que se establezca una regulación internacional basada en leyes internacionales para la regulación de dicha nueva frontera, para evitar el inminente despliegue de armas y sistemas armamentistas en el espacio. Tengamos en cuenta que si utilizásemos sistemas satelitales para monitorizar el planeta, dispondríamos ya de los recursos y medios necesarios para detectar y evitar cualquier tipo de amenaza, tanto para los actuales sistemas en órbita como para garantizar la seguridad internacional sin el mandato para las armas en el espacio.

En 1997, el Comandante en Jefe del Comando Espacial de los EE.UU, el General Joseph Ashy, declaró que -“los Estados Unidos está alcanzando una dependencia enorme en los sistemas espaciales para sus fuerzas armadas, lo cual ha creado un incentivo enorme para sus enemigos, con la intención de alcanzar dichos sistemas espaciales. Según Ashy, los Estados Unidos “deben estar preparados para defender dichos sistemas”.-

-“Es políticamente sensible pero, ocurrirá… lucharemos en el espacio. Vamos a tener que luchar desde el espacio… es por ello que los EE.UU han desarrollado programas de direccionamiento energético así cómo, mecanismos para alcanzar y destruir. Expandiremos nuestros esfuerzos en dos misiones concretas: el CONTROL del espacio y la aplicación de la fuerza en el espacio, porque se convertirá en algo cada vez más importante. Algún día, nos aplicaremos en objetivos terrestres, naves, aviones y objetivos en tierra; desde el espacio. Nos aplicaremos en objetivos en el espacio, desde el espacio”.-